NOTICIAS

09/10/2007
El estudio previo vislumbró una escasa o nula cultura en la mayoría de empresas.

 

CRÓNICAS DE LANZAROTE

La patronal turística de Lanzarote, Asolan, presentó este martes Hosturval, una herramienta pionera en Canarias que permite la evaluación de la Formación Continua en el sector de la hostelería turística en las Islas. Este trabajo ha sido financiado con fondos de la Unión Europea, a través del Servicio Canario de Empleo, se ha elaborado en el transcurso de 8 meses y ha tenido un coste total de 94.000 euros. Un equipo de la Escuela de Administración de Empresas de Barcelona, bajo la coordinación de Oscar Coduras, ha estado elaborando el proyecto, analizando una radiografía de la formación de los trabajadores y realizando esta iniciativa pionera.
 
Según reseñó esta mañana Francisco Armas López, presidente de Asolan, “el proyecto ha desarrollado una herramienta de evaluación de la Formación Continua del Sector de la Hostelería eficaz, adaptable y polivalente para ponerla a disposición de todos los agentes implicados en dicha formación continua sectorial”. La presentación del Hosturval tuvo lugar en los salones del Hotel Hesperia Lanzarote, en Puerto Calero.
 
El acto contó con la participación de Gonzalo Álvarez, Secretario General de Formación UGT-Lanzarote. Ángel González - Coordinador Fundescan en Fuerteventura y Rafael Díaz - Secretario General Hostelería - CC.OO en Lanzarote; además de Silva Tallote, responsable Desarrollo Recursos Humanos de la cadena H10; Alejandra Campos, coordinadora de Formación de AShotel; Cristina Martín, subdirectora del Dpto. de Formación de Hecansa y Lidia Esther González, directora del Instituto Canario de las Cualificaciones Profesionales. Aparte de la presentación del estudio durante todo este martes tuvo lugar una jornada de “Difusión de resultados y producto final” en la que intervinieron no solo los responsables del proyecto sino los representantes de las organizaciones sindicales de Canarias y también de las organizaciones turísticas en las Islas.
 
En el estudio previo ya se había constado, dijo Oscar Coduras, “una serie de carencias importantes que, desde un ámbito estratégico y/o cultural de las empresas, ponían de relieve tanto las dificultades de acceso a la formación de los trabajadores de las pymes como la actitud contraria de una buena parte de los mismos, sobre todo los menos cualificados, a formarse, observándose como impedimentos principales los dos siguientes: escasa o nula cultura en la mayoría de empresas de verificación de la aplicación de los aprendizajes al desempeño en los puestos de trabajo y ausencia de conocimientos entre los mandos intermedios y directivos para aplicar una gestión por competencias profesionales a los recursos humanos del sector”. Como explicó, el estudio presentado es una herramienta que se ha hecho a la medida del sector de la hostelería para poder evaluar la formación continua que se haga en el sector de una manera integral. Se trata de un soporte informático a través de un disco compacto que permite que se gestione mejor y más correctamente, con más acierto, la formación continua, pero, quizá lo más importante es que traspasa una frontera que hasta este momento había sido muy dificultosa, es la frontera que existe entre los operadores de formación y las empresas. Hasta ahora la formación se planificaba de una forma intuitiva, no existía una formación fidedigna y fiable de cuales eran las necesidades reales de formación de los trabajadores y por tanto de las empresas.
 
En una aspiración hacia la Excelencia en el desempeño en los puestos de trabajo, esta herramienta introduce un modelo de gestión del capital humano, que es el factor más importante, un modelo que se denomina Gestión por Competencias, que permite acertar en el diagnóstico de cuales son las carencias del desempeño laboral de los trabajadores y permite corregirlas. Se trata de que esas carencias no perduren ni hagan perder competitividad ni posicionamiento a las empresas.
 
Por otra parte, Esther Hernández destacó el acceso a la hostelería de población inmigrante en los últimos años y la poca cualificación del personal que accede en general. La herramienta también puede ser utilizada por otros sectores, como el de la construcción.
 
Hernández afirmó que “son muchísimos factores los que han llevado al abaratamiento pero no lo podemos achacar a esa población inmigrante; no hay personal para trabajar en la Hostelería” para luego añadir que “en concreto en Lanzarote, la Hostelería no es una profesión que se ha dignificado, y profesionalmente da mucho de sí y puede ser muy bonita pero creo que no tenemos esa conciencia de la profesión de la Hostelería y por eso tenemos que echar mano de esa población inmigrante y para adaptarla y hacer que haga su desempeño con las máximas garantías, de ahí la formación”.
 
Según dijo, “de todos depende contribuir a motivarlos; todos somos partes responsables, tenemos que crear las herramientas para que poco a poco vayamos reeducando y que todos asuman su parte de responsabilidad, el trabajador también tiene que poner su parte”.



Ver todas las noticias >
   © Copyright 2005. Centro de Datos. Cabildo de Lanzarote   |   Enlaces   |   Contacto   |   Aviso legal   |      RSS
Diseño web: Solucionet.com