NOTICIAS

03/06/2007
Se trata de un extraño animal con forma de gusano que se ha adaptado a vivir en el fondo de la Cueva de los Lagos y el lago de Jameos del Agua.

LA PROVINCIA

Estudiantes de segundo ciclo de Biología de la Universidad de La Laguna (ULL), pertenecientes al Laboratorio de Bentos de ese centro universitario, han descubierto una nueva especie endémica localizada en distintos tramos del tubo volcánico del Malpaís de la Corona (Haría).

Se trata de un extraño animal con forma de gusano (un minúsculo poliqueto intersticial) perteneciente a una especie de la familia Nerillidae, que se ha adaptado a vivir adherido a los granos de picón que ocupan algunas zonas del fondo de la Cueva de los Lagos y el lago de Jameos del Agua.

El estudio de los ejemplares está en fase descriptiva, por lo que aún el hallazgo no se ha dado a conocer a la comunidad científica. "Queda mucho por desarrollar sobre el modo de vida de esta última especie", afirman Alejandro Martínez y Ana María Palmero, estudiantes de Biología que han realizado el descubrimiento a través del material que han recolectado junto a sus directores de investigación, los profesores Jorge Núñez y María del Carmen Brito. La doctora Katrine Worsaae, perteneciente al Museo de Copenhague, y otros especialistas del grupo, también participan en el proyecto desarrollado por el Laboratorio de Bentos en Lanzarote.

Los jóvenes investigadores aseguran que es "complicado" que la especie descubierta en la Cueva de los Lagos y Jameos se encuentre en otros lugares. De ahí que la misma sea un nuevo endemismo del tubo volcánico norteño. Otros animales de la familia Nerillidae, explican los universitarios, son abundantes en cuevas de Canarias, Bermudas, Bahamas o en Yucatán (México).

Añaden que muchos animales de cavidades marinas habitan esos espacios porque "no les ha quedado más remedio en términos evolutivos" y precisan que esos ejemplares que "hoy encontramos en ambientes cavernícolas, probablemente vivían en aguas abiertas en otras épocas, pero tras abrirse el océano Atlántico algo sucedió que provocó el desplazamiento de la fauna".

JAMEÍTO. Aunque el ejemplar faunístico más conocido en Jameos y la Cueva de los Lagos es el jameíto (su nombre científico es Munidopsis polymorpha), hay 90 especies localizadas en esos dos espacios y los Charcos de Luis (próximos a la carretera entre Órzola y Jameos). Los Charcos de Luis son un enclave comunicado con aguas subterráneas de filtración marina que permiten la salida ocasional de algunas especies propias de las cuevas como el jameíto.

De esas 90 especies, 36 son endémicas de Canarias y "muchas de ellas de Lanzarote", aseveran Alejandro y Ana. Destacan que cuatro géneros endémicos del conjunto de endemismos lanzaroteños son propios del tubo volcánico: dos de pequeños crustáceos del grupo de los copépodos y dos del grupo de los poliquetos (con forma de gusano) al que pertenece el nuevo hallazgo.

La labor de Alejandro y Ana en el tubo volcánico Malpaís de la Corona (se creó hace unos 5.000 años a raíz de la actividad del Volcán de la Corona) forma parte de los trabajos que están llevando a cabo en cuevas submarinas del Archipiélago. El año pasado la Fundación César Manrique les otorgó una beca dentro de su área de Medio Ambiente para llevar a cabo estudios en Jameos del Agua.

El tubo volcánico del Malpaís de la Corona (recibe la denominación del volcán del mismo nombre), tiene una longitud de 7.600 metros y está inundado en sus últimos 1.600 metros. Esta estructura termina a 81 metros de profundidad bajo el mar y da cabida a una fauna única.

Los estudiantes de Biología presentaron el pasado mes de septiembre en el Simposio de Biología Marina de Barcelona un póster con los resultados obtenidos hasta entonces en su trabajo de campo en el norte de la Isla.



Ver todas las noticias >
   © Copyright 2005. Centro de Datos. Cabildo de Lanzarote   |   Enlaces   |   Contacto   |   Aviso legal   |      RSS
Diseño web: Solucionet.com